El futuro de la serigrafía (SCREEN)

Estudios en este tema revelan lo que piensan los expertos acerca de los retos que se vislumbran para la industria.

Dan Naumovich

 

Los orígenes de la serigrafía se pueden remontar a la Dinastía Song de China, un período entre los años 960 y 1279. La técnica de impresión fue introducida en el mundo occidental del siglo 18 después de que la seda llegó a ser uno de los comercios más populares. El resto, como dicen, es historia. Otras formas de impresión han llegado y se han ido durante este tiempo – la máquina de linotipo, por ejemplo – mientras que la serigrafía continúa evolucionando para cumplir con las necesidades de la sociedad moderna. Pero eso no significa que la evolución continuará como es hoy día y que el futuro está asegurado.

 

Hemos preguntado a varios expertos de la industria para que nos den su opinión acerca de hacia dónde se dirige la serigrafía en los próximos años y qué factores determinarán su futuro. Su experiencia cubre un amplio rango de subconjuntos en la industria así que pudimos obtener una visión panorámica del paisaje que se vislumbra en el horizonte. La impresión comercial e industrial dominó las conversaciones, pero los expertos también comentaron sobre la continua relevancia de la serigrafía en la comunidad de las artes y de los amantes de hágalo-usted-mismo. Usted puede estar de acuerdo o en desacuerdo con sus puntos de vista, pero probablemente estará de acuerdo en que ha sido una conversación muy útil.

 

MIKE YOUNG

CONSULTOR

 

Como consultor de impresores por serigrafía por todo el mundo, el trabajo de Mike Young es encontrar maneras en que la industria pueda permanecer vigente y necesaria de cara a las nuevas tecnologías y procesos. El ha estado en esto por más de 40 años y recientemente pasó dos meses estudiando el tema en más de 28 mercados. Young cree que la serigrafía debe continuar evolucionando para cumplir con nuevas necesidades y exigencias a medida que ellas se desarrollan.

 

“El reto, como lo veo, es adquirir calidad, técnicas de screen permanentemente actualizadas y entrenamiento en procesos avanzados. Esto es específicamente para afrontar los más recientes requerimientos complejos y exigentes de la serigrafía que los fabricantes necesitan para producir un producto terminado; algo que es ampliamente inadecuado o totalmente ausente. Para cumplir con estas obligaciones excepcionales e intrínsecas, con frecuencia, bien sea como un requisito de recubrimiento en tres dimensiones o un deposito ultra delgado uniforme y preciso; el proceso de serigrafía es llevado a una nueva plataforma en ejecución y desempeño, pero a la industria en este nivel lamentablemente le faltan las habilidades necesarias para alcanzar una calidad objetiva de una manera aceptablemente confortable y rentable”, dice Young.

 

En términos de digital, Young no lo ve como una batalla de supremacía, sino como una oportunidad para coexistir, jugando con las fortalezas de uno y otro. Esto ocurrirá, piensa él, una vez que el mercado corrija la costumbre de impresores inexpertos en utilizar la impresión digital para ganar trabajos vendiendo por debajo del costo unitario.

 

“Esto debe ocurrir si ambas tecnologías de imagen, serigrafía y digital conviven de manera que sea rentable tanto para el impresor como para el cliente. El mercado cambiará, algunos deseando más de “esto” y menos de “aquello” pero no habrá una desaparición total o cambios significativos en los métodos actuales o en las tecnologías conocidas o aceptadas de hoy día”.

 

Hablar con veteranos de la industria, como Young, es una forma probada de vislumbrar qué hay más adelante. Aun así una cosa es cierta, sin la siguiente generación de serigrafistas listos para tomar su lugar, no habrá futuro. Una escuela en Springfield, Illinois, está ayudando a preparar esa nueva generación.

 

 

RYAN MOOR

RYONET CORPORATION

 

Ryan Moor comenzó con la serigrafía en 1999 cuando empezó a hacer camisetas para promover su banda. Fundó Ryonet Corporation en 2004 para ofrecer ayudas y material educativo a serigrafistas y luego subió más de 500 videos instructivos en YouTube. Desde su perspectiva, el futuro pertenecerá a aquellos impresores comerciales que se concentren en el manejo del proceso por medio del uso de software.

 

“Yo creo que el mayor desafío en nuestra industria es la organización de la producción y los datos. La serigrafía es un proceso muy orientado a la producción con una cantidad de flujo involucrado. No hay mucha cantidad de ayudas para los impresores o de conocimiento sobre cómo sistematizar sus negocios”.

 

Su equipo trabaja con clientes para desarrollar soluciones en software para sus necesidades particulares y luego ofrece el entrenamiento necesario. En términos de mercado, Moor cree que algunos métodos ensayados y comprobados han llegado al final de su vida útil, mientras que otros medios tradicionales continuarán siendo efectivos.

 

“La publicidad en Páginas Amarillas está muerta. La publicidad en línea y redes sociales es la manera de anunciar proactivamente. Sin embargo, esto todavía no remplaza la formación de relaciones con el cliente por medio de visitas y buen servicio”.

 

 

 

 

ART DOBIE

SEFAR, INC.

 

Otros, sin embargo, piensan que habrá todavía una necesidad por la serigrafía. Art Dobie es Gerente Técnico de Sefar, Inc. y miembro de la Academia de Tecnología de Serigrafía de la SGIA. Sefar es fabricante de tejidos de precisión de monofilamento para los mercados de serigrafía y filtración. El está de acuerdo en que lo digital continuará imponiéndose en el mercado para aplicaciones de impresión en producciones cortas, pero que tendrá problemas para ganar terreno en otras áreas.

 

“En mi opinión, el mayor impacto para el futuro de la serigrafía serán las aplicaciones industriales. La mayoría de las aplicaciones de impresión industriales, electrónicas y funcionales involucran materiales que tienen comparativamente mayor contenido de sólidos y requieren depósitos de tinta más espesos. La serigrafía es la que mejor satisface este tipo de aplicaciones en comparación con otros métodos de impresión”.

 

LARRY HETTINGER

FUJIFILM NORTH AMERICAN CORPORATION

 

Larry Hettinger es Gerente de Mercadeo de Producto en la división de sistemas gráficos para Fujifilm North American Corporation. El cree que uno de los mayores desafíos que los serigrafistas deben afrontar es la capacidad para ofrecer muestrarios gráficos en corridas cortas a buen precio y con un rápido retorno.

 

“Los compradores de trabajos de impresión están luchando por alcanzar nichos de mercado por medio de exposiciones y personalización, así como respondiendo más rápido a las condiciones cambiantes del mercado. Los mercados nicho generalmente requerirán producciones más cortas y ser más rentables utilizando tecnologías digitales”

 

Aunque él ve los mercados nicho como un segmento creciente, Hettinger cree que las mejores oportunidades para maximizar las utilidades serán aquellos proyectos que atiendan las fortalezas de la serigrafía: trabajos con producciones largas que requieren alto y máximo cubrimiento de tinta.

 

“Fujifilm está desarrollando nuevas impresoras con chorro de tinta, tintas y software para flujo de trabajo con el fin de producir a buen costo y eficientemente gráficos en formato ancho para atender las condiciones cambiantes del mercado. Nosotros también estamos desarrollando mejoras en tintas de impresión para responder a nuevos substratos, mejorar la productividad y rendimiento y reducir costos”.

ANDY MACDOUGALL

 

La tecnología continúa impulsando la industria de la serigrafía en nuevas direcciones y siendo una adaptadora activa será ciertamente un factor determinante para aquellos que esperan un éxito continuo o al menos, viabilidad. MacDougall es un consultor industrial y entrenador y autor del libro, Impresión en Screen Hoy: Lo Básico. El cree que los practicantes y dueños de negocios necesitan comenzar a pensar en la serigrafía misma como una tecnología.

 

En Norte América, la mayoría de los impresores y del público todavía la ven como “serigrafía”, algún método manual para estampar camisetas y hacer impresiones artísticas. Celdas solares o pantallas táctiles o celdas de combustible? Ellos todavía no tienen claro que estos son productos impresos en screen”, dice MacDougall.

 

El cree que la expansión en impresión de aplicaciones industriales y productos en 3D presentará oportunidades para los serigrafistas queriendo y pudiendo hacer la inversión en nuevas tecnologías.

 

Como ocurre con muchas industrias, los serigrafistas continuarán compitiendo con mano de obra barata de ultramar. La automatización y las comunicaciones permitirán a operadores domésticos competir en precio, pero MacDougall advierte contra perseguir grandes pedidos involucrándose en guerras de licitaciones que con frecuencia resultan en márgenes muy estrechos, junto con la posibilidad muy real de ser socavados en trabajos posteriores, sin importar la calidad del servicio suministrado.

 

“Un cliente que lo obliga a usted a hacer eso lo tumbará al final porque no lo respeta. El panorama está plagado de compañías y no solo serigrafistas, que juegan a esto. La serigrafía como una mercancía debería estar muerta”.

 

Permanecer viable en el futuro puede requerir diversificación en diferentes segmentos del mercado. MacDougall dice que las oportunidades existen, pero no están siempre reconocibles para los impresores a quienes les falta visión o el entrenamiento apropiado para moverse más allá de su mercado actual y parámetros operativos.

 

“La serigrafía ha sido siempre un proceso especializado, un híbrido de impresión, decoración y manufactura. Si usted está en un área, busque en otras. Por ejemplo, uno de mis clientes de equipos es un fabricante de puertas para enfriadores/congeladores de gran tamaño. Ellos usan serigrafía para imprimir redes eléctricas y para aplicar máscara negra para esconder los bordes de serigrafía industrial básica.

 

Nadie piensa acerca de ello, pero todo el mundo lo ve cada día. Con una ligera modificación, ellos podrían estar agregando un logo personalizado a un vaso o agregando otros toques o artes decorativos. Esto diferenciaría su producto del de sus competidores y ayuda a sus clientes del supermercado a mejorar la experiencia en la tienda e impulsar su marca. Ello también agrega otra fuente de utilidad para el impresor”.

 

Con respecto a su propio negocio, MacDougall continuará con el camino que se trazó cuando decidió ramificarse en venta de equipos y consultoría. El Internet le ha permitido alcanzar una base de clientes internacionales desde su ubicación rural donde esparce sus conocimientos sobre cómo llegar a ser un serigrafista exitoso.

 

“El interés en la serigrafía continúa siendo fuerte. Así que atendemos a la gente que trata de aprender y crecer, bien sea algún chico en el sótano que imprime pendones o carteles de rock o camisetas o un científico que comercializa un nuevo concepto de celda de combustible. En lo que respecta a la impresión actual, nosotros difícilmente hacemos ya algún tipo de trabajo comercial y nos concentramos en impresión de arte fino. Por qué imprimir por centavos cuando podemos hacer cosas que valen mucho más? Y no se sienta derrotado porque la venta se acabó. La industria debe reconocer que hay probablemente más arte fino de baja tecnología e impresores de arte que antes. Ellos mantienen todavía una cantidad de métodos manuales. En ese grupo el cambio de tintas base agua a base solvente es el movimiento principal”.

 

CRAIG FURST

AAA FLAG & BANNER

 

No todos los que contactamos estaban optimistas acerca del futuro de la serigrafía. Craig Furst, Presidente de AAA Flag & Banner en Los Angeles, es especialmente pesimista en sus perspectivas.

 

“AAA cree que la industria de la serigrafía está amenazada y continuará deteriorándose con la llegada de equipos digitales rápidos, grandes prensas offset y la demanda por publicidad individualizada y más dirigida”.

 

Furst señala a la toma digital de la impresión de producciones cortas y cree que la impresión de producciones largas va en la misma dirección.

 

LAS FUTURAS GENERACIONES DE IMPRESORES

 

El Colegio Comunitario Lincoln Land recientemente agregó un programa certificado para estudiantes que buscan una carrera en serigrafía. El programa de 24 créditos incluye cursos tanto en diseño gráfico como en producción y pre-producción en serigrafía. La escuela ha montado un taller de impresión completamente equipado en el campus y además de los productos producidos como tareas de clase, ellos suministran camisetas y carteles para clubes y eventos de la escuela.

 

“Es básicamente un programa de trabajo/estudio. Usted puede aprender una habilidad que la puede practicar en cualquier parte del país”, dice Thom Whalen, profesor de arte de la escuela.

 

Whalen enseña los cursos de diseño gráfico y ayudó a originar el programa junto con Primo Designs, un taller de impresión en screen local que ofrece instrucción el área de producción. El dice que aunque el programa apenas está comenzando, ellos ya han conseguido trabajo para algunos estudiantes.

 

El programa se conecta también con los estudiantes de otra manera. Aunque la serigrafía está afrontando una dura competencia de la digital en el lado comercial, todavía es muy apetecida en la comunidad artística. Whalen que tiene una maestría en artes finas, se involucró con ellas después de abandonar el mundo de la academia y establecerse para ganarse un sustento.

 

“Yo acostumbro imprimir esmalte de porcelana en acero e hicimos murales que están todavía en el túnel de bus de Seattle”, dice él, anotando que tuvo una serie de trabajos en diseño e impresión por todo el país.

 

Su carrera ha llegado a un círculo completo. Whalen está de regreso a la escuela enseñando a la próxima generación cómo vivir de la serigrafía. Algunos de sus estudiantes de arte están también descubriendo el proceso de impresión por primera vez y están fascinados con la naturaleza mecánica, con el trabajo manual o reproduciendo su trabajo.

 

“Antes de la clase yo no sabía nada acerca del proceso o qué tan predominante es. Lo que he aprendido realmente ha afectado la manera como pienso acerca del arte y el proceso final de cómo puede ser producido por medio de la serigrafía. Realmente me gusta mucho”, dice Nino LoGrasso, uno de los estudiantes de Whalen.

 

EN CONCLUSION

 

El futuro de la serigrafía necesitará de gente joven como LoGrosso, así como de sus compañeros que van a trabajar o a establecer talleres de impresión por su cuenta. Ellos son la próxima generación. Pero ellos también necesitarán de la gente que compartió sus conceptos para este artículo.

 

Los veteranos han visto el cambio en la industria durante años, pero más importante, son los visionarios que pueden ver hacia dónde se dirige y los innovadores que pueden encontrar un lugar productivo en la industria. En ese sentido, el mayor desafío que enfrenta la serigrafía no es la tecnología digital o las tendencias del mercado, es la complacencia. Mientras haya gente que reconozca las fortalezas únicas de la serigrafía y crea en su capacidad para satisfacer las necesidades del cliente, habrá futuro.

“A pesar de la oposición en ciertos sectores, la serigrafía cumplirá y virtualmente excederá cualquier cosa que se le atraviese”, predice Young.

 

Dan Naumovich es un periodista y redactor independiente. Contribuye con artículos para periódicos y revistas especializadas. También provee mercadotecnia a negocios y organizaciones. Antes de emprender su carrera como escritor, Namovich había estado diez años trabajando en un taller de serigrafía de la familia. Él puede ser contactado en dan@naumo.com