Maximizando el tamaño y posición de la imagen

Los impresores de serigrafía que presionan por desarrollar el volumen de producción se encuentran a menudo limitados por el tamaño y configuración de sus prensas. Aun utilizando el máximo tamaño de malla la prensa permitirá usar solamente una parte de ella para el área de la imagen. Exceder el área máxima de la imagen causa distorsión de la misma, lo cual puede llevar a problemas de registro y hacer imposible de lograr la exactitud en el troquelado y otros procesos del terminado. Los puntos presentados aquí tienen que ver con la relación entre imagen y tamaño de la malla, además de cómo la posición de la imagen en la malla puede afectar la calidad de los diseños terminados.

Relación imagen-marco

La relación imagen-marco es crítica, sin importar si usted está imprimiendo una imagen grande o múltiples imágenes pequeñas simultáneamente. El término se refiere al tamaño de la imagen en relación con el área total de la malla, la cual está generalmente representada por las dimensiones internas del marco.

 

En general, las mallas en una prensa pequeña ofrecen menos área libre alrededor del perímetro del área de la imagen. Aun con un mínimo fuera de contacto, las pantallas más pequeñas requieren mayor presión del escobillín para poner la imagen en contacto con el substrato. Como resultado, la malla se puede doblar más de lo deseado y causar distorsión de la imagen (Figura 1A).

 17

 

FIGURA 1. Para imágenes del mismo tamaño, una pantalla pequeña (A) se doblará más y producirá mayor distorsión de la imagen que una pantalla más grande (B).

Las pantallas más grandes, utilizadas en prensas grandes, ofrecen más espacio libre alrededor de las áreas de la imagen. La disponibilidad de más área libre reduce la deflexión y la distorsión de la imagen durante el recorrido del escobillín. El resultado es una imagen impresa que con mayor probabilidad estará dentro de las tolerancias deseadas (Figura 1B).

Maximizando el tamaño de la imagen.

La regla ocho-y-seis es una manera popular de descubrir el tamaño máximo de la imagen. La regla indica que se debe utilizar siempre una medida fija para colocar la imagen en la malla. Específicamente, la imagen debe estar colocada al menos 8 pulg. del borde del marco, donde empieza el recorrido del escobillín, y un mínimo de 6 pulg. desde cualquiera de los lados del marco. Esta regla aplica en muchos casos, pero algunas aplicaciones requieren de aun más área de malla libre en los bordes para asegurar una impresión exacta y libre de distorsiones.

 

La longitud del escobillín también influye en la relación entre el tamaño de la imagen y el área total de la malla. En general utilizar un escobillín que exceda bastante el ancho de la imagen anula los efectos positivos del espacio libre alrededor del área de la imagen. El escobillín todavía se acerca a los bordes del marco dando lugar a deflexión de la malla y distorsión de la imagen.

 

Posicionamiento de la imagen.

Prensas tres-cuartos automáticas y la mayoría de las semi-automáticas incluyen una serie de guías mecánicas que suben y bajan entre los recorridos de la impresión para asegurar una ubicación exacta del substrato. El diseño típico de la cama de estas máquinas coloca una fila de guías a un lado de la misma, bien lejos de la posición de carga- o, para esta discusión, la parte trasera de la cama – y guías sencillas a lo largo de los lados izquierdo y derecho de la cama (Figura 2). Las guías a lo largo de la parte trasera de la cama prensa sirven como el punto donde los dispositivos pueden agarrar la hoja y moverla a la siguiente impresión o estación de terminado.

 

Es costumbre colocar el substrato contra las guías trasera e izquierda cuando se trabaja con hojas que son más pequeñas que el tamaño máximo de hoja definido por la posición de las guías de registro de la prensa. Es también común, cuando se usan estas guías, descentrar la imagen del esténcil en la malla de manera que la imagen impresa esté alineada correctamente con el substrato.

 

Las aplicaciones que incluyen imágenes grandes, sencillas sin tolerancia crítica pueden ser impresas sucesivamente con la imagen posicionada a un lado de la malla – pero esto no es con frecuencia el caso para aplicaciones con tolerancias estrictas, especialmente cuando la malla incluye múltiples imágenes que serán troqueladas.

18

 FIGURA 2. El descentramiento puede ocasionar distorsión de la imagen. En estos casos, la mejor solución es centrar la imagen en sus mallas y establecer una guía de registro temporal para posicionar el substrato.

 

La posición de la imagen en la malla influye en la aparente relación imagen-marco. Aunque las imágenes centradas y descentradas ocupan la misma área en relación con el área total de la malla, descentrar las imágenes eventualmente hace que la prensa se comporte como si estuviera imprimiendo una imagen más grande. (Figura 3).

19

 

FIGURA 3. Si una imagen está descentrada en una malla, su relación imagen-marco es realmente mayor que lo indicado para su tamaño. En consecuencia, las imágenes descentradas es más probable que causen distorsión.

 

 

Calculando la relación imagen-marco equivalente

Para encontrar la relación imagen-marco equivalente, use la posición de la imagen descentrada para definir la distancia imagen-marco en el borde trasero y a lo largo del lado más cerca a las guías de registro del substrato. Doble estas distancias y réstelas de las dimensiones internas del marco para obtener el tamaño equivalente del área de la imagen.

 

También considere la influencia del escobillín si usted está descentrando imágenes en la malla. La fuerza del escobillín es distribuida igualmente sobre el área entera de la malla, resultando en alguna elongación del hilo de la malla. Sin embargo, debido a que el arte es generalmente alineado colocando un borde de la imagen del esténcil – generalmente el borde más cerca de la guía de registro lateral de la prensa – la deflexión de la malla y subsecuente distorsión de la imagen son más pronunciadas a lo largo del lado opuesto de la imagen.

 

Dependiendo del diseño específico de su prensa y del tamaño de su imagen, puede ser imposible evitar descentrar imágenes en las mallas, particularmente en prensas automáticas de tres-cuartos, donde usted debe posicionar substratos contra guías de registro para asegurar que los mecanismos puedan agarrar los materiales. Si su prensa requiere de descargue manual, usted está aún menos restringido. Estas prensas le permiten establecer sus propias guías para posicionar el substrato y centrar siempre sus imágenes en las mallas, evitando, por consiguiente, los problemas de distorsión asociados con el descentrado de imágenes.

 

Artículo traducido de la revista SCREEN PRINTING. Edición de Diciembre 2012 / Enero 2013.